Inicio » Alimentación infantil » Pescado para el bebé, cuándo y cómo añadirlo a su alimentación

Pescado para el bebé, cuándo y cómo añadirlo a su alimentación

Cuándo puedo dar pescado a mi bebé

El pescado es un alimento que tiene muchos beneficios nutricionales para el bebé, entonces, ¿cuándo puedes empezar a preparar recetas de pescado? ¿qué tipo de pescado debería elegir? ¿y cómo debes prepararlo? Te ofrecemos todas las respuestas a estas preguntas en nuestra guía.

  1. ¿Cuándo podemos dar pescado bebé?
  2. ¿Qué pescados puedo darle y cuánta cantidad?
  3. ¿Cómo puedo preparar el pescado?
  4. Recetas con pescado para bebés
  5. ¿Qué beneficios aporta el pescado a tu bebé?
  6. ¿Cómo sabes si tu bebé tiene alergia al pescado?
  7. Trucos para hacer que tu bebé adore el pescado

¿Cuándo podemos dar pescado bebé?

Puedes darle pescado a partir de los 6 meses y nunca antes. Porque hasta los 6 meses la leche materna o de fórmula debe ser la única fuente de alimento para el bebé. Así de fácil.

Si tu bebé es alérgico a otros alimentos o si hay alergias alimentarias en la familia, sigue los consejos de tu pediatra. En esos casos, generalmente es necesario esperar hasta que el bebé tenga 8 meses o incluso 1 año de edad para introducir el pescado.

¿Qué pescados puedo darle y cuánta cantidad?

  • Al principio, cuando tiene 6 meses, debes darle al bebé pescado que sea magro y esté fresco, como el bacalao, la merluza, la pescadilla o el lenguado. Son todos pescados blancos que tienen un sabor suave, ideales para que el peque pruebe nuevos sabores.
  • Entre los 7 y 8 meses puedes introducir pescados azules que tienen más grasa y sabor, como el salmón, la caballa o las sardinas.
  • Entre los 9 y 12 meses, puede probar mariscos como mejillones y gambas, siempre que estén bien cocinados.
  • Por último, entre 1 y 2 años, puedes seguir diversificando las especies, por ejemplo, ofreciendo recetas con calamares o almejas.

No puedes darle a tu bebé cualquier tipo de pescado. Algunos peces están cargados de sustancias nocivas para la salud, como el metilmercurio.

Recomendaciones de consumo de pescado para bebés AESAN
Recomendaciones de consumo de pescado por presencia de mercurio de AESAN

El consumo excesivo de mercurio supone un riesgo para el bebé, especialmente tiene riesgos neurológicos. Por esta razón, las autoridades sanitarias aconsejan las siguientes especies:

  • Sí puedes darle al bebé: Abadejo, Arenque, Bacalao, Bacaladilla, Bonito, Boquerón, Caballa, Carpa, Dorada, Gallo, Jurel, Lenguado, Lubina, Merluza, Palometa, Pescadilla, Platija, Rape, Salmón, Sardina y Trucha.
  • ⚠️ No debes darle al bebé: Pez espada/Emperador, Atún rojo, Lucio y Tiburón (cazón, marrajo, mielgas, pintarroja y tintorera).

Cantidades

Debes darle pescado al bebé al menos tres veces por semana, alternando con la carne y huevos. Procura que sea variado para que consuma una mayor variedad de nutrientes.

  • Entre 6 y 7 meses, el bebé debería tomar unos 10g de pescado en el puré de verduras.
  • Entre 7 y 8 meses, se puede aumentar la proporción a 20 gramos de pescado. El pescado puede reemplazar a los huevos y debe ser consumido alternativamente con la carne.
  • Entre 9 meses y 1 año, la cantidad a dar es de 20 gramos, que se puede ofrecer en pequeños trozos libres de espinas.
  • Con 2 años ya podrá comer 30 gramos de pescado al día.

También se aconseja limitar el consumo de peces depredadores salvajes a 60 gramos por semana para los niños menores de 3 años. Entre ellos se encuentran el rape, la lubina, el bonito, el fletán, el lucio y la dorada. Sin embargo lo más habitual es que la lubina y la dorada que compramos en el mercado procedan de piscifactoría, por lo que no aplicaría esta limitación.

¿Cómo puedo preparar el pescado?

Ahora que sabes qué dar y cuándo, es importante saber cómo debes preparar el pescado:

  • A la hora de comprar hay que escoger siempre pescado muy fresco o congelado. El pescado congelado reduce las probabilidades de reacciones alérgicas por anisakis.
  • Si el pescado es fresco lávalo bien bajo el grifo antes de cortarlo. Pregunta al pescadero si te lo puede preparar en filetes o lomos y así ahorrarás tiempo limpiando espinas.
  • Puedes hacerlo al vapor, cocido o al horno y debe cocinarse siempre sin añadir sal. La ventaja del pescado frente a la carne es que se cocina muy rápido.
  • Si empiezas la alimentación complementaria con purés, cocina el pescado y tritúralo acompañado de verduras variadas como zanahoria, patata, calabacín, etc.
  • Si escoges introducir los alimentos siguiendo el método Baby Led Weaning, debes dar el pescado en un formato que permita al bebé agarrarlo con la mano fácilmente (cortado en tiras o trozos).
  • Retira con cuidado la piel y todas las espinas cortando el pescado en pequeños trozos antes de servirlo o triturarlo en el puré. Hazlo incluso si ya te lo ha limpiado el pescadero, porque siempre queda alguna espina. Si no tienes mucho tiempo compra lomos de pescado congelados sin espinas.
  • Evita el salmón ahumado, pescado ahumado, seco, enlatado, el sushi y otras formas de pescado crudo que no deben ofrecerse hasta que el bebé tenga al menos 2 años. Tampoco es conveniente que coma mucho pescado rebozado y frito.
Preparando lomos de pescado limpios de espinas para el bebé

Recetas con pescado para bebés

Aquí tienes algunas recetas que puedes preparar para dar pescado a tu bebé:

¿Qué beneficios aporta el pescado a tu bebé?

Además de ser fácil de cocinar, el pescado contiene muchísimos nutrientes muy importantes para el crecimiento saludable de tu bebé. Estos incluyen proteínas de alta calidad, selenio, yodo, flúor, fósforo, hierro, zinc, potasio, vitaminas (A, B6, B12, D y E), ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga y omega-3.

Las grasas omega-3 apoyan el desarrollo y el funcionamiento del cerebro y los ojos del bebé. Dado que el cerebro de un niño alcanza su tamaño adulto a los 5 o 6 años de edad, el pescado debe ser una parte importante de la dieta. Además, los omega-3 reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Para que los bebés disfruten de estos beneficios y de una dieta variada, se recomienda que coman pescado como mínimo dos veces por semana (mejor si son 3), incluyendo al menos una porción de pescado azul (por ejemplo caballa, sardina o salmón). También es bueno variar el tipo de pescado que se come para obtener una mayor variedad de nutrientes y desarrollar los gustos del bebé.

¿Cómo sabes si tu bebé tiene alergia al pescado?

Los alérgenos responsables de la mayoría de las reacciones alérgicas alimentarias son: cacahuete, gluten, mariscos, pescado, sésamo, leche, frutos secos, huevos, soja, sulfitos y mostaza.

Según las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría, no hay pruebas claras de que introducir más tarde estos alimentos proteja al bebé de desarrollar alergias alimentarias más adelante. Por lo tanto, ya no se recomienda esperar para introducir los llamados alimentos alergénicos.

Cada vez que ofrezcas un nuevo tipo de pescado a tu bebé, hazlo en un puré con verduras que ya haya probado con antelación. Luego espera al menos 3 días antes de introducir otro pescado nuevo.

Si tu bebé es alérgico los síntomas suelen aparecer de forma inmediata o en la primera hora después de comer: picor en la boca o garganta, urticaria alrededor de los labios, ronchas por el cuerpo, hinchazón de ojos, párpados y orejas, dificultad respiratoria. En ese caso es necesario mantener la calma pero actuar con rapidez y acudir al servicio de urgencias más cercano.

Trucos para hacer que tu bebé adore el pescado

Como con todos los alimentos, la mejor manera de hacer que a tu bebé le guste el pescado es ponerlo en el menú a menudo y tener una actitud positiva. Aquí tienes algunos consejos para ayudar a que le encante el pescado:

  • Empieza por ofrecer pescados de sabor suave (por ejemplo lenguado o merluza).
  • Ofrece pescado a menudo, porque tu bebé desarrolla sus gustos al estar expuesto a variedad de alimentos.
  • No obligues nunca al bebé a que se coma todo o lo que no quiere.
  • Come pescado tú también y dile qué rico está (por ejemplo, “¡mmmm, está bueno!”).
  • Prueba diferentes pescados y diferentes formas de cocinarlos.
  • No cocines demasiado el pescado. Si está muy hecho tendrá un sabor fuerte y una textura seca.
  • Marina o sazona el pescado con especias (pero no con sal) para añadirle sabor.
  • Lleva a tu bebé al supermercado o a la pescadería cuando compres pescado. Muéstrale todo lo que compres y le vas contando son cosas ricas para su comida.
Bebé feliz comiendo salmón

En resumen

  • Los bebés pueden empezar a tomar pescado a partir de los 6 meses.
  • Se recomienda ofrecer pescado tres veces por semana y que sea variado para que los bebés consuman una mayor variedad de nutrientes.
  • Los pescados, sobre todo los azules, contienen omega-3 que apoyan el desarrollo y el funcionamiento del cerebro y los ojos del bebé.
  • Los beneficios de comer pescado superan con creces los riesgos asociados a la ingesta de mercurio.

Más información


¿Te ha parecido útil?

0 / 5 Votos 3

Tu voto: