Inicio » Recetas para bebés de 7 a 9 meses » Papilla de pan integral de masa madre

Papilla de pan integral de masa madre

Papilla de pan integral de masa madre para bebés
Tiempo 10 minutos
Preparación Superfácil

Ingredientes

  • 60g de pan integral de masa madre (una rebanada aprox)
  • 200ml de leche materna o de fórmula

¿Una papilla de pan? ¡Pues claro que sí! Al fin y al cabo es lo mismo que darle un trozo de pan al bebé, algo que se ha hecho toda la vida. Con la textura suave de la papilla tenemos todas las ventajas nutritivas del pan pero sin el riesgo de que el peque muerda un trozo grande y se atragante.

Los panes de masa madre se preparan mediante fermentaciones largas y usando la levadura propia del cereal que es rica en bacterias lácticas. Son panes más digeribles y ricos en nutrientes, buenos para toda la familia pero ideales para los lactantes.

Una manera práctica, deliciosa, nutritiva y barata de darle cereales a tu bebé ¡Anímate a hacerla!

Cómo hacer la papilla de pan integral para bebés

  1. Trocea la rebanada de pan en porciones de unos 2 cm y ponlos en un plato. Si la corteza es muy dura puedes usar sólo la miga.
  2. Calienta la leche en un cazo o en el microondas hasta que esté tibia.
  3. Echa la leche en el plato con el pan poco a poco, hasta que quede empapado. Cada pan necesita una cantidad distinta, si echamos la leche de golpe nos arriesgamos a tener una sopa en lugar de una papilla.
  4. Deja reposar 5 min y machaca con un tenedor hasta que quede una textura de papilla. Si la corteza del pan es un poco dura y no puedes machacarla bien puedes pasar toda la mezcla por la batidora hasta que quede una textura fina.

Trucos y consejos

  • La mayoría de los panes tienen harina de trigo y por tanto gluten, así que esta papilla es para darla a partir de los 7 meses. Si compras un pan sin gluten pueden tomarla bebés más pequeños, pero suelen ser panes más caros.
  • Compra un pan de masa madre grande o anímate a hacerlo en casa. Córtalo en rebanadas y mételas en el congelador dentro de una bolsa zip. Cada vez que quieras hacer una papilla sólo tienes que sacar una rebanada y descongelar, sin preocuparte de si tienes o no pan.
  • La papilla puede prepararse también con caldo de verduras o con leche entera para bebés de más de 1 año.
  • Como el pan ya está horneado te ahorras el paso de tostar la harina o cocer el cereal que necesitan otras papillas. Por eso esta papilla es muy práctica para hacerla cuando estamos fuera de casa. Olvídate de bolsitas zip, cacitos o andar buscando dónde comprar una papilla ¡Pan hay en todas partes!
  • Cuando tu bebé vaya aprendiendo a masticar puedes dejar de machacar con el tenedor y convertirlo en unas “sopas de pan”. Están riquísimas igualmente.
  • Para resolver otras dudas consulta las preguntas frecuentes sobre papillas de cereales caseras

¿Te ha parecido útil?

0 / 5 5