Inicio » Recetas para bebés de 4 a 6 meses » Papilla de frutas casera

Papilla de frutas casera

Papilla de frutas para bebés con manzana, plátano y pera
Tiempo 20 minutos
Preparación Superfácil

Ingredientes

  • 60g de manzana
  • 60g de pera
  • 30g de plátano

Las papillas de frutas suelen introducirse en la alimentación del bebé después de conseguir que acepte los cereales, aunque hay gente que lo hace al revés, porque depende mucho del paladar de tu peque.

Las frutas son especialmente importantes en la alimentación del bebé por el aporte de vitaminas, fibra y agua. Y al ir variándolas conseguimos que el bebé se acostumbre a diferentes sabores y texturas.

Aunque se suele empezar por dar papillas de manzana, pera y plátano actualmente la Asociación Española de Pediatría recomienda introducir indistintamente cualquier fruta según las preferencias familiares.

Cómo preparar la papilla de frutas

  1. Lava, pela, quita las semillas y corta la manzana, la pera y el plátano.
  2. Pon la fruta en una cacerola y cúbrela con agua.
  3. Cocina durante 15 minutos, luego escurre el agua.
  4. Mézclalo todo machacando con un tenedor o con la batidora.
  5. ¡Deja que se enfríe y deja que el bebé lo disfrute!

Trucos y consejos para la papilla de frutas

  • No utilices manzanas que sean muy ácidas, las mejores variedades por sabor son Golden y Pink Lady.
  • Si tu bebé no quiere la papilla prueba a usar plátanos que estén muy maduros, casi negros. Así será mucho más dulce.
  • Completa el plato según las necesidades nutricionales de tu peque, puedes añadir un chorrito de leche materna o de continuación.
  • Adapta las cantidades y la textura según su edad, apetito y capacidad de masticar.
  • Prepara mucha cantidad y congela la papilla en pequeños tarros de cristal o tarteras ¡Podrás llevar tus propios potitos caseros cuando salgas de casa!

¿Te ha parecido útil?

0 / 5 5