Inicio » Recetas para bebés de 4 a 6 meses » Papilla de chía y plátano para bebés

Papilla de chía y plátano para bebés

Receta de papilla de chía y plátano para bebés
Tiempo 30 minutos
Preparación Superfácil
A partir de 6 meses

Ingredientes

  • 100g de plátano muy maduro
  • 160ml de leche materna o de fórmula
  • 2 cucharaditas de semillas de chía

Las propiedades que tiene la chía son fantásticas para nuestro bebé: alto contenido en omega 3 (¡más aún que el salmón!), rica en proteínas vegetales, calcio, vitamina E… Y además su alto contenido en fibra la hace perfecta para cuando tu peque está estreñido.

Tu bebé disfrutará de todas esas propiedades nutricionales con esta papilla de chía y plátano facilísima de hacer ¡No dejes de probarla!

Cómo hacer la papilla de chía y plátano

  1. Pela el plátano y córtalo en rodajas. Échalo en el vaso de la batidora junto con la leche y tritura bien, hasta que no queden trozos sólidos.
  2. Añade las semillas de chía y remueve muy bien con una cuchara para mezclar todo.
  3. Vierte el batido con las semillas en un envase que puedas cerrar (un táper o un tarro de cristal por ejemplo) Ciérralo bien y deja el batido 20 minutos en la nevera. El envase cerrado es para que la papilla no coja olores de la nevera y no se oxide oscureciendo su color.
  4. Las semillas de chía se hincharán y poco a poco harán que el batido tenga una textura gelatinosa.
  5. Pasados 20 minutos pon un par de cucharadas de la papilla en un cuenco y déjala un rato fuera para que no esté tan fría al dársela a tu bebé ¡Ya está lista para comer!

Trucos y consejos

  • Esta papilla tiene un contenido muy alto en fibra. Eso significa que es muy buena para el estreñimiento pero también que llena mucho, es probable que tu bebé quiera comer menos cantidad que de otras papillas de sólo fruta.
  • Existen semillas de chía blancas y negras. Ambas tienen las mismas propiedades nutricionales pero si tu bebé es de los que come con la vista… las blancas se camuflan mejor en esta receta.
  • Esta receta se puede preparar con cualquier tipo de leche que prefieras o tolere tu bebé: materna, de fórmula, de vaca, de avena, de coco, etc.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 8

Tu voto: