Inicio » Recetas para bebés de 4 a 6 meses » Papilla de chía y frambuesa para bebés

Papilla de chía y frambuesa para bebés

Receta de papilla de chía con frambuesa para bebés
Tiempo 30 minutos
Preparación Fácil
A partir de 6 meses

Ingredientes

  • 100g de frambuesas (frescas o congeladas)
  • 160ml de leche materna o de fórmula
  • 2 cucharaditas de semillas de chía

Las propiedades que tiene la chía son fantásticas para nuestro bebé: alto contenido en omega 3 (¡más aún que el salmón!), rica en proteínas vegetales, calcio, vitamina E… Y además su alto contenido en fibra la hace perfecta para cuando tu peque está estreñido. Además las frambuesas son ricas en ácido fólico y vitamina C y destaca de manera especial su alta capacidad antioxidante.

¡Esta receta es todo un cóctel de beneficios para tu bebé!

Cómo hacer la papilla de chía y frambuesa

  1. Mezcla las semillas de chía con la leche y remueve muy bien.
  2. Vierte la mezcla con las semillas en un envase que puedas cerrar (un táper o un tarro de cristal por ejemplo). Ciérralo bien y déjalo 20 minutos en la nevera. El envase cerrado es para que la mezcla no coja olores de la nevera.
  3. Las semillas de chía se hincharán y poco a poco harán que la leche tenga una textura gelatinosa.
  4. Mientras se hincha la chía pon las frambuesas en un cuenco y machaca bien con un tenedor hasta tener un puré (si usas congeladas déjalas descongelar primero).
  5. Pasa el puré por un colador para retirar las semillas. Remueve bien los restos en el colador con una cuchara para no perder mucha pulpa. Si tu bebé acepta bien las texturas con “granitos” no hace falta que cueles el puré.
  6. En un vaso o cuenco pequeño pon un poco de chía con leche y por encima el puré de frambuesas. Puedes remover todo para que se mezcle o dejarlo así y coger un poco de cada cosa con cada cucharada.
  7. Espera a que se temple un poco a temperatura ambiente y ya puedes dársela a tu bebé ¡Lista para comer!

Trucos y consejos

  • Las frambuesas frescas son muy blanditas, así que también puedes saltarte el paso de hacerlas puré y simplemente mezclarlas enteras con la mezcla de chía y leche.
  • El puré de frambuesas queda bastante líquido, casi como una salsa. Si quieres espesarlo un poco puedes calentarlo en un cazo hasta que se evapore el agua y obtener compota de frambuesa. Lo malo es que con el calor perderás parte de las vitaminas.
  • Esta papilla tiene un contenido muy alto en fibra, es muy buena para el estreñimiento pero también llena mucho. Así que es probable que tu bebé quiera comer menos cantidad que de otras papillas.
  • Esta receta se puede preparar con cualquier tipo de leche que prefieras o tolere tu bebé: materna, de fórmula, de vaca, de avena, etc.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 7

Tu voto: