Inicio » Alimentación infantil » Menú semanal para bebés de 10 y 11 meses

Menú semanal para bebés de 10 y 11 meses

Bebé de 11 meses

Con 10 u 11 meses tu bebé empezará a tener un papel activo a la hora de comer y se alimentará por sí mismo con los dedos, además de empezar a explorar el uso de la cuchara.

Anima a tu peque a practicar con seguridad y, de nuevo, prepárate para un poco de caos. si no, ¿cómo conseguirás esas fotos de “puré en el pelo” que les avergonzarán cuando sean mayores? 😉

A esta edad, tu bebé empezará a mostrar preferencia por ciertos alimentos y puede hacer una mueca o poner cara de “asco” cuando le presentas nuevos alimentos, pero no te rindas. Sigue introduciendo primero los alimentos saludables e intenta que probar nuevos alimentos sea una aventura divertida para explorar juntos.

Eso sí, recuerda que cada bebé es único y adopta los nuevos hábitos alimentarios a su propio ritmo. No te preocupes si otras mamás te cuentan que sus bebés comen más cosas y más cantidad.

  1. Ejemplo de menú diario para bebés de 10 y 11 meses
  2. ¿Qué alimentos puede comer?
  3. ¿Cuánto debe comer un bebé de 10 u 11 meses?
  4. Recomendaciones para preparar las comidas del bebé

Este menú es sólo un ejemplo, todos los bebés no comen igual y no es obligatorio que coma todas las veces que está indicado. Nadie mejor que tú conoce sus horarios, gustos habituales y las cantidades que suele comer.

Recuerda que para darle las recetas sugeridas en este menú debes haber introducido los alimentos indicados y esperado el tiempo adecuado para detectar una reacción alérgica.

Menú semanal para bebés de 10 y 11 meses

Lunes


Martes


Miércoles


Jueves


Viernes


Sábado


Domingo


Con 10 y 11 meses tu bebé puede comer prácticamente de todo (carnes, pescados, huevo, legumbres, verduras, frutas, frutos secos triturados, etc), excepto algunos alimentos que están prohibidos hasta que cumpla un año.

Debemos seguir aumentando la variedad de frutas, verduras, carnes blancas y pescados, cuantas más cosas diferentes pruebe, mejor. Es importante que la comida sea divertida a esta edad, así que no les obligues a comer y deja que sean ellos los que tomen la iniciativa, sin dejar de ofrecerles opciones sanas y nutritivas.

Recuerda que cuando ofrezcas nuevos alimentos a tu bebé debes hacerlo de uno en uno dejando pasar varios días entre ellos para poder detectar alergias. Ante cualquier duda consulta y sigue siempre las recomendaciones de tu pediatra.

Ahora que tu bebé ya come trocitos y más alimentos sólidos puede parecerte que come mucho menos que cuando le dabas purés. La verdad es que ahora tu bebé crece un poco más despacio y ya no necesita tanta energía como antes, además recuerda que la leche sigue siendo su principal fuente de alimento.

Con 10 u 11 meses el bebé puede hacer 3 “comidas” al día (con la cantidad que cabe en un plato de postre) e ir adaptando sus horarios a los de las comidas familiares. Además tomará algo a media mañana y también en la merienda (un trozo de pan, una galleta sin azúcar, un yogur, un trozo de fruta blandita, etc).

Si tu bebé se acuesta muy pronto o tarda una hora en comer un simple plato, quizás te preguntes si merece la pena comer en familia. Sin embargo, se ha demostrado que comer en familia está asociada a rasgos positivos, como un menor IMC y efectos psicológicos positivos en los peques, así que intenta empezar a establecer el hábito de comer juntos cuando sea posible.

Si comer en familia no es posible en este momento, no te preocupes: haz lo que os funcione como familia en cada etapa y temporada.

Si tienes dudas puedes consultar nuestra guía sobre cuánto debe comer un bebé según su edad.

  • Recuerda que tu bebé no tendrá muelas hasta alrededor de los 12-18 meses, por lo que todos los trozos de comida que le ofrezcas deben poder triturarse fácilmente con las encías.
  • No pienses en servir raciones de tamaño adulto. Todas las recetas que proponemos usan cantidades para que salgan varias raciones de comida.
  • Los cereales puedes darlos en el desayuno o en la cena, lo que mejor te venga según tu horario. Por ejemplo, si dejas muy temprano a tu bebé en la guardería seguramente no tengas tiempo de darle papilla de cereales para desayunar, puedes dárselos sin problemas en la cena. Otras mamás están muy cansadas al final del día y prefieren resolver la cena sólo con leche. Ambas cosas están perfectamente.
  • La leche, materna o de fórmula, seguirá siendo su principal fuente de alimento hasta que cumpla un año. La lactancia seguirá siendo siempre a demanda.
  • Adapta sin miedo las recetas con los alimentos (frutas, verduras, pescados) que sean más habituales en tu región o país. Recuerda usar alimentos frescos, de calidad y de temporada.

Más información


¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 2

Tu voto:

Etiquetas: