Inicio » Alimentación infantil » Menu fácil para bebés de 6 a 9 meses

Menu fácil para bebés de 6 a 9 meses

Menú diario para bebés de 6 a 9 meses

Cuando nuestro bebé cumple los 6 meses de repente nos surgen un montón de dudas sobre la alimentación complementaria ¿Por dónde empiezo? ¿Cuánto debo darle? ¿Puedo ofrecerle de todo? ¿Cómo puedo conciliar la lactancia materna con los purés y papillas? ¿Y cuál es el menú más adecuado para un bebé de 6 a 9 meses?

En primer lugar, debes saber que no hay una regla absoluta en este asunto. Afortunadamente nuestros bebés no son robots. Depende de cada peque progresar a su propio ritmo en el descubrimiento de alimentos, y depende de nosotros respetarlo, mientras buscamos ampliar la gama de sabores y texturas.

Entre los 6 y 9 meses, la mayoría de los niños irán alcanzando gradualmente un ritmo de 4 comidas al día: desayuno, almuerzo, merienda y cena. Pero no olvides que la leche, materna o de fórmula, seguirá siendo su principal fuente de alimento hasta que cumpla un año.

Menú diario para bebés de 6 a 9 meses

Este menú es sólo un ejemplo orientativo. Nadie conoce mejor que tú los horarios, gustos y necesidades de tu bebé, y es muy importante respetar su apetito. La lactancia materna seguirá siendo siempre a demanda.

Una vez que ya ha probado las frutas, verduras y cereales el bebé debería tener el siguiente esquema de alimentación (horarios aproximados):

Desayuno (8-9 de la mañana)

Leche materna o de fórmula Leche materna o biberón


Media mañana (11-12 de la mañana)

Leche materna o de fórmula Leche materna o biberón


Comida (12-13 de la tarde)

Purés de verduras y legumbres con carne o pescado Puré de verduras


Merienda (16-17 de la tarde)

Papilla de frutas o cereales Papilla de frutas o de cereales


Cena (20-21 de la noche)

Leche materna o de fórmula y cereal Leche materna o biberón.

Después puedes probar a darle un poco de papilla de cereales. Siempre después y no antes, el objetivo no es retirar tomas porque la leche es su alimento fundamental durante los primeros 12 meses de vida.


Un tentempié 😂 (medianoche)

Leche materna o de fórmula Leche materna o biberón.

Hay bebés que no hacen esta última toma, y mamás con mucha suerte porque el mío hasta los 18 meses me siguió pidiendo otra toma además de esta… ¡entre las 3 y las 5 de la mañana!.


La OMS dice que se pueden introducir las frutas, los cereales sin gluten o la verdura indistintamente. Y la Asociación Española de Pediatría aconseja «introducir progresivamente toda la variedad de frutas y verduras disponible, en cualquiera de las comidas diarias, e ir variando también la forma de presentación (triturada, chafada, en pequeños trozos…). No hay unas frutas mejores que otras para comenzar, la decisión dependerá de los gustos de la familia.»

Simplemente recuerda ofrecer nuevos alimentos a tu bebé de uno en uno dejando pasar varios días entre ellos para poder detectar alergias.

¿Qué cantidad debo darle?

Hasta los 6 meses la leche materna o de fórmula cubre todas las necesidades nutricionales de tu bebé. Por eso, al empezar la alimentación complementaria se dan cantidades muy pequeñas, el equivalente a 2 o 3 cucharaditas de puré. Sólo queremos que pruebe. Unos días más tarde puedes aumentar las cantidades (4 a 5 cucharaditas). Te sobrará gran parte de lo que prepares pero no te preocupes porque puedes conservar los purés y papillas.

Continúa de esta manera gradualmente, hasta que coma el equivalente a un pequeño frasco o potito (200 g).

¡Varía las texturas!

Poco a poco, la capacidad de masticar de tu bebé mejorará y podrá aplastar pequeños trozos contra el paladar y las encías. La masticación también se educa y para ayudarlo a aprender puedes variar las texturas: pasa de purés de verduras y papillas de frutas finamente trituradas a una verdura o fruta aplastada con un tenedor. Esta es una etapa importante hacia una dieta más texturizada y antes del siguiente paso a los trozos pequeños y blanditos.

Reglas básicas a la hora de preparar las comidas del bebé

No olvides seguir estas reglas básicas cuando prepares las comidas:

  • Usa alimentos frescos y de calidad.
  • Mantén una higiene impecable. Antes de cocinar lava tus manos, las frutas y verduras, la encimera de la cocina y los utensilios.
  • Espera siempre un par de días antes de ofrecer un nuevo alimento para ver la reacción del bebé y detectar fácilmente posibles alergias.
  • Cuece los alimentos con poca agua y el mínimo tiempo posible para mantener la mayor cantidad de vitaminas, minerales y otros nutrientes.
  • Nunca hay que usar sal, azúcar ni miel antes de los 12 meses de edad.
  • Si tu bebé pone caras al probar las primeras cucharas, no lo tomes como un rechazo ¡puede que sólo sea sorpresa ante tantas cosas nuevas! Anímalo con palabras amables y continúa ofreciéndole 1 o 2 cucharas.
  • Si se niega a tragar el puré o papilla que le ofreces, respeta su negativa. Nunca grites o le obligues, pero no dudes en ofrecerle el mismo ingrediente unos días después. Es probable que con el tiempo se acostumbre y disfrute de la nueva comida.

Más información


¿Te ha parecido útil?

0 / 5 Votos 2

Tu voto: