Inicio » Alimentación infantil » Guía completa de Baby-led Weaning (BLW) o alimentación dirigida por el bebé

Guía completa de Baby-led Weaning (BLW) o alimentación dirigida por el bebé

Guía completa de Baby-led weaning o alimentación dirigida por el bebé

¿Estás pensando ya en que tu bebé empiece a comer sólidos? Es un gran paso en la vida de tu bebé y la tuya. La alimentación complementaria es una fase de descubrimiento y una fuente de gran alegría. Seguro que te estás imaginando preparando cientos de purés y convenciendo a tu peque de que por favor abra la boca para meter la cuchara.

Pero no tiene por qué ser así. Un número creciente de madres se están saltando los purés, potitos y papillas para probar el método Baby-led Weaning (BLW) o alimentación dirigida por el bebé. En resumen, le dan a sus bebés el control sobre lo que (y cuánto) se llevan a la boca.

Este método tiene múltiples ventajas (y también algunos inconvenientes, no te vamos a mentir). Si quieres probarlo con tu bebé en esta guía aprenderás todo lo necesario para ponerlo en práctica.

¿Qué es el Baby-led Weaning (BLW) o alimentación dirigida por el bebé?

Los niños aprenden a caminar y a hablar por sí mismos cuando están bien cuidados, así que ¿por qué no deberían aprender a comer también por sí mismos?

En muchas culturas no se pueden conseguir alimentos para bebés como purés y cereales, los bebés comen solos cuando están listos y tratan de robar comida de los platos de sus padres. Y más aún, ¿crees que a lo largo de la historia de la humanidad las madres siempre han hecho purés con su batidora y empezado religiosamente con los cereales?

Pues en eso consiste el Baby-led weaning, en dejar que tu bebé descubra la comida a su manera y a su ritmo. Un método natural y lógico.

El principio es simple: tan pronto como esté listo, alrededor de los seis meses, un bebé puede comer solo con sus dedos. Se le proporcionan alimentos adecuados para que pueda hacerlo (verduras y frutas cocidas que estén blanditas, frutas blandas, trozos de pan blando, pasta cocida, etc) y se evitan los purés, papillas y otros alimentos triturados. Este es el método de alimentación más común en las llamadas culturas tradicionales y cada vez más recomendado por las autoridades sanitarias.

Se denomina “dirigido por el bebé” porque esa es la premisa: dejar que tu peque se alimente por sí mismo con los alimentos saludables que le apetezca comer desde el principio y solo él controla la cantidad que se lleva a la boca.

Tu peque se alimenta con sus manos con los alimentos que le apetezca comer

¿Qué ventajas tiene el BLW?

  • Ofrece a los bebés la oportunidad de explorar el sabor, la textura, el aroma y el color de más variedad de alimentos. Esto puede ayudarles a desarrollar preferencias alimenticias más variadas y saludables a largo plazo.
  • Varios estudios han demostrado que los bebés que comen más variedad de alimentos en realidad pueden tener menos probabilidades de desarrollar alergias alimentarias.
  • Los bebés aprenden a dejar de comer cuando se sienten llenos. Con los purés y papillas los padres tenemos el control, lo que puede hacer que los bebés coman más rápido y más de lo que realmente necesitan. Esto genera un hábito de ignorar la sensación de saciedad y a largo plazo obesidad.
  • Contribuye al desarrollo de la motricidad fina y la coordinación mano-ojo y mano-boca.
  • El bebé aprender a masticar, lo que ayuda a la digestión. La masticación impregna la comida con saliva, facilitando el trabajo del estómago.
  • Además, no tendrás que pasar tiempo cociendo, triturando, congelando y descongelando comida casera para bebés 😉

¿Qué desventajas tiene el BLW?

Presenta varios inconvenientes, incluyendo:

  • Toda la zona de comida queda hecha un desastre. Comer solos es complicado para los bebés de cualquier edad, especialmente para aquellos que están aprendiendo a agarrar y llevar cosas a la boca. Mucha comida se caerá al suelo y otra tanta terminará en su silla, ropa, cabeza…
  • Hay que prestar atención al hierro. El bebé necesita comer sólidos ricos en hierro a partir de los 6 meses pues disminuye el aporte que reciben de la leche materna. Sin embargo es difícil para los bebés masticar muchos alimentos ricos en hierro (como la carne de ternera). El puré de carne y los cereales enriquecidos pueden ayudar a llenar el vacío. Consulta a tu pediatra.
  • El BLW podría no beneficiar a todos los bebés. “Los bebés con retrasos en el desarrollo o problemas neurológicos deberían comenzar con alimentos sólidos de manera más tradicional”, dice la Dra. Dina DiMaggio, pediatra de la ciudad de Nueva York y coautora de The Pediatrician’s Guide to Feeding Babies & Toddlers.
  • Hay que estar muy atento a posibles atragantamientos.
  • No es fácil de conciliar con el cuidado de bebé por terceros: abuelos, guardería, etc.

¿Cuándo empezar el BLW?

En teoría alrededor de los 6 meses de edad más o menos, cuando el bebé muestra signos de que está listo para comer, significa que su sistema digestivo y su mandíbula están finalmente listos para probar alimentos sólidos.

Cuando el bebé nace, su boca está diseñada para no poder tragar alimentos sólidos; tiene arcadas o nauseas fácilmente, rechazando “cuerpos extraños” tan pronto como entran en contacto con la lengua. Esto se llama reflejo de extrusión. A los 6 meses de edad, este reflejo se aleja hacia la parte posterior de la garganta y prácticamente desaparece en la edad adulta. ¡Es un invento maravilloso de la naturaleza!

Otras señales que indican que tu bebé está listo son:

  • Se sienta bien solo, con poco o ningún apoyo
  • Alcanza y agarra las cosas de manera efectiva
  • Se lleva objetos a la boca de forma rápida y precisa
  • Hace movimientos de roer y masticar con las encías

Pero sobre todo, ante cualquier duda pídele opinión al pediatra de tu pequeño.

¿Qué alimentos se pueden usar en el BLW?

La textura es la clave. La comida que le des a tu bebé debe ser suave y fácil de aplastar con una suave presión entre el pulgar y el índice. Mientras sea suave, cortado en pequeños trozos alargados y manejables (del tamaño de un puño de bebé) y no esté en la lista de alimentos con riesgo de asfixia, puedes ofrecérselo.

Para el orden de introducción de los alimentos, trata de seguir los mismos consejos que para la alimentación complementaria clásica evitando, por ejemplo, ofrecer verduras de difícil digestión en las primeras semanas o legumbres antes de los 8-9 meses.

Algunas ideas de alimentos que puedes ofrecer a tu bebé son:

  • Cereales: pasta cocida de trigo integral (macarrones, fusilli, lazos), trozos de pan de molde, trozos de bizcocho casero, trozos de miga de pan, tortitas, arroz cocido.
  • Frutas: aguacates, plátanos, pera o manzana cocida, sandía, mango, fresas, mandarina, naranja. Asegúrate de que cualquier fruta que le des esté muy madura y blandita.
  • Proteínas: pollo o carne hervida, hamburguesas o albóndigas de carne o pescado troceadas, yema de huevo cocida, tortilla francesa, pescado hervido (con mucho cuidado de quitar TODAS las espinas).
  • Verduras cocidas: brócoli, zanahorias, patata, batata, calabacín, berenjena, tomate, calabaza, pimiento.
  • Lácteos: yogur, quesos suaves pasteurizados, requesón.
  • Legumbres: garbanzos machacados, falafel, hamburguesas de lentejas o garbanzos.

⚠️ Alimentos prohibidos

  • Manzanas, zanahorias o peras crudas. Son demasiado duras y no podrá masticarlas.
  • Frutas y verduras con piel gruesa sin pelar.
  • Alimentos duros, pequeños y redondeados como los frutos secos, pasas, aceitunas, uvas, cerezas, arándanos, etc.
  • Patatas fritas, caramelos, galletas y otros alimentos preparados y preenvasados.
  • Salchichas cortadas en “forma de moneda”.

Ideas de menús Baby-led Weaning

¿Cómo cortar los alimentos en BLW?

Al principio tu bebé sólo será capaz de agarrar las cosas con toda la mano, usando la palma en lugar de sólo sus dedos. Así que los trozos de comida deben ser lo suficientemente largos y anchos como para que el bebé los pueda agarrar y cerrar sus dedos alrededor.

Los palos y las tiras gruesas son ideales, lo suficientemente largos como para permitir al bebé sostenerlos y que sobresalgan de su puño para poder morderlos. El peque no será capaz de coger cualquier cosa pequeña, así que piensa a lo grande.

En BLW hay que cortar los alimentos en palos y tiras gruesas

¿Cuánta cantidad debo darle?

Una de las objeciones que suelen surgir cuando se habla del baby-led weaning es que es más difícil de controlar la cantidad que come el bebé. Al principio es muy probable que coma poco, tal vez incluso nada. Pero ten en cuenta que entre los 6 y 12 meses de edad, la leche, ya sea materna o artificial, sigue siendo la base de su dieta. La OMS recomienda que la ingesta nutricional de sólidos sólo represente el 20% de la dieta entre los 6 y 9 meses de edad y el 50% entre los 9 y 11 meses de edad.

No te preocupes por lo mucho o lo poco que coma tu bebé en los primeros meses, simplemente haz todo lo posible para que su dieta sea completa. Irá comiendo más según gane destreza a la hora de coger alimentos y masticarlos.

¿Puedo combinar BLW y alimentos triturados (purés, papillas, etc)?

Claro que sí. Recuerda que la alimentación complementaria dirigida por el bebé, como tantos otros enfoques de crianza, no es una propuesta de todo o nada. Puedes elegir darle alimentos sólidos en algunas comidas, alternando con papillas y purés.

¿Mi bebé corre el riesgo de atragantarse?

La mayoría de los bebés son sorprendentemente hábiles manejando los alimentos con las manos, pero las náuseas son muy comunes en los primeros días de comer, incluso si le das purés y papillas. El reflejo de extrusión es un mecanismo de seguridad normal que puede causar ojos llorosos o tos. Las náuseas son un reflejo seguro para deshacerse de alimentos que son un poco demasiado difíciles, pero mantente tranquila. Tu bebé aprenderá de tu reacción: si te asustas, también se asustará.

Para evitar cualquier riesgo de atragantamiento, sigue estas reglas:

  • Nunca NUNCA dejes solo al bebé mientras come.
  • Sienta al bebé para comer, nunca le des comida estando recostado o tumbado.
  • Evita los alimentos duros, o pequeños y redondos. Completamente prohibido darle frutos secos, aceitunas, uvas, zanahoria o manzana crudas.
  • Conviene tener nociones básicas de primeros auxilios, pero esto tanto si practicas BLW como si no.

¿Qué utensilios necesito para hacer el BLW más fácil?

Por supuesto, ofrecer a un bebé comer de forma independiente es un desastre. Para reducir el tiempo de limpieza después de cada comida y la frustración de verle manchar todo, seguramente te vendrán bien estas cosas:

  • Invierte en un gran babero. Considera la posibilidad de dejar a tu bebé sólo con un pañal y cubrirlo con un babero o babi de gran tamaño, y pon un trapo, periódicos o una bolsa de basura en el suelo debajo de la trona.
  • Una silla alta o trona de bebé, donde pueda sentarse cómodamente y muy derecho.
  • Platos con ventosas, para que no los tire al suelo en los primeros segundos de comida. O platos madera/plástico que no se rompan cuando los tire. También puedes dejar la comida directamente en la bandeja de la trona o en la mesa.
Un gran babero, una trona y un plato que no se rompa si lo tira al suelo.

¿Cómo conciliar el BLW con el cuidado del bebé por terceros (abuelos, guarderías, etc)?

Como el baby-led weaning aún es un método poco frecuente, es complicado que lo apliquen en la guardería, la niñera o los abuelos…

Pero no te agobies, un bebé al que le gusta comer solo puede comer perfectamente purés, papillas y compotas. Y aunque disfrutará mordiendo su plátano a la hora de la merienda, también le gustará que le ofrezcan un suave puré con una cuchara a la hora del almuerzo. De hecho, una comida que empieza con los dedos puede terminarse con una cuchara o un tenedor simplemente aplastando la comida.

Lo único es que hay dejarle muy claro a los abuelos o la niñera que jamás, jamás, deben obligar a comer al bebé o distraerle con juegos para que coma. Esto sí sería perjudicial ya que romperían su autorregulación.

Consejos para aplicar el BLW con éxito

  • Continúa amamantándolo o dándole el biberón, ya que los bebés obtienen la mayor parte de su nutrición de la leche materna o fórmula durante la mayor parte del primer año.
  • Si eliges el BLW al principio ofrécele alimentos sólidos sólo a la hora de la comida, y deja que tu bebé decida si está listo para comerlos.
  • Corta la comida en palitos o tiras gruesas para que el bebé pueda sostenerlos en su puño y masticarlos de arriba hacia abajo (en lugar de trozos pequeños del tamaño de un bocado).
  • Empieza lentamente. Al principio, sólo tienes que colocar uno o dos trozos de comida delante del peque a la hora de comer. No abrumes al bebé con demasiadas opciones.
  • No te preocupes por usar platos o cuencos, los tirará al suelo de todas formas. Sólo coloca la comida en la mesa o en la bandeja de la trona y deja que empiece la fiesta.
  • Comed juntos. No hay razón para que si tu cena es coliflor y salmón al vapor, el bebé no pueda comer lo mismo. Comer es una actividad social, así que deja que tu peque vea lo que haces con la comida y dale la oportunidad de imitarte. ¿El bebé quiere tu tostada o pide el plátano que estás comiendo? Ofrécele una porción (siempre y cuando sea un alimento apropiado).
  • Fomenta la diversión. Piensa en las comidas de alimentos sólidos como un juego, en el que el bebé explora diferentes texturas y experimenta con los sabores y la masticación.
  • Ofrece una variedad de alimentos. Poco a poco dale a tu bebé a una amplia gama de opciones para ayudarle a desarrollar un paladar aventurero y que sea menos quisquilloso más tarde en la vida. Sirve alimentos de diferentes colores y texturas.
  • No fuerces el tema. Como tu bebé está recibiendo la nutrición que necesita en forma de fórmula o leche materna, no te sorprendas si come muy poco en los primeros meses.
  • Considera un enfoque mixto. Si te sientes más cómoda con las papillas y purés puedes probar el baby-led weaning a la hora de la merienda.
  • Prepárate para los desastres. El objetivo es dejar que tu peque explore la comida a su propio ritmo, lo que significa aplastarla, embadurnarla, dejarla caer y probablemente hacer un gran lío en casi todas las comidas.
  • No te desesperes ni te enfades. Comer debe ser tratado como una parte natural del día, no alabes, presiones o regañes por comer más o menos.

Más información


¿Te ha parecido útil?

0 / 5 Votos 6

Tu voto: