Inicio » Recetas para bebés de 10 a 12 meses » Galletas caseras para bebés

Galletas caseras para bebés

Receta de galletas caseras para bebés
Tiempo 30 minutos
Preparación Fácil

Ingredientes

  • 150g de harina de trigo
  • 1 huevo
  • 50g de mantequilla
  • 40g de panela o azúcar de caña sin refinar

¿Quieres ofrecerle a tu bebé unas galletas 100% caseras, buenas, sencillas de hacer y que pueda comer fácilmente? ¡Esta es la receta que estás buscando! Estas galletas tienen sólo 4 ingredientes básicos (harina, huevo, mantequilla y azúcar), así sabes exactamente lo que llevan y reduces muchísimo el contenido de azúcar en comparación con las galletas comerciales “especiales para bebés”.

Cómo hacer galletas blw para bebés

  1. Saca la mantequilla de la nevera un poco antes para que se ablande o caliéntala 15 segundos en el microondas.
  2. Precalienta el horno a 180°C.
  3. En un cuenco mezcla la mantequilla y el azúcar con una cuchara. Después añade el huevo y mezcla de nuevo. Finalmente añade la harina y vuelve a remover hasta tener una mezcla homogénea.
  4. Cuando ya no puedas seguir mezclando con la cuchara, usa la mano y forma una bola con la masa.
  5. Separa la bola en dos, luego cada parte otra vez en 2, y así sucesivamente hasta tener 16 trozos pequeños de masa para galletas.
  6. Con la mano rueda cada bola de masa para formar un “churro”. Luego aplánalo un poquito (no demasiado, para mantener una textura blanda en el interior) y redondea los bordes para que no queden picos. Deben quedar más o menos del tamaño de tu dedo índice, y la forma alargada es para que tu bebé pueda agarrarlas fácilmente.
  7. Pon las galletas en una bandeja sobre papel de hornear. Mételas en el horno durante unos 20 minutos a 180°C hasta que se doren.
  8. ¡Ya están listas! Espera a que estén frías y ya puedes dárselas al bebé. Duran una semana sin problemas.

Trucos y consejos

  • Tu bebé debe comer galletas siempre bajo supervisión y sentarse derecho mientras las coma.
  • Puedes ofrecerle estas galletas a tu bebé a partir de los 10 meses, si ya está acostumbrado a masticar algunos trozos.
  • También puedes hacer la receta con harina de trigo integral o harina de avena.
  • Ya que es una receta con azúcar debes darle estas galletas como un placer excepcional, no puede comerlas a todas horas, todos los días.
  • Estas galletas son más duras que las que puedes comprar en el supermercado. Esto permite que el bebé pueda cogerlas sin romperlas, chuparlas y masticarlas. Una vez en la boca y humedecidas con su saliva, las galletas se vuelven más blanditas para que el bebé pueda comerlas fácilmente.

¿Te ha parecido útil?

0 / 5 Votos 7

Tu voto: