Inicio » Alimentación infantil » El huevo en la alimentación de tu bebé. Cuándo y cómo dárselo.

El huevo en la alimentación de tu bebé. Cuándo y cómo dárselo.

Bebé comiendo huevos

María Bustabad Por María Bustabad · Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos y Master en Nutrición

Cuando vamos a incorporar el huevo en la dieta del bebé, a casi todos los padres se nos plantean varias dudas. ¿Sólo yema? ¿Cuándo la clara? ¿y si es alérgico? ¿conviene esperar? ¿cuántos le puedo dar a la semana?

En los últimos años ha cambiado la forma en la que consideramos el huevo en la alimentación. Ha pasado de ser un alimento muy restringido por su contenido en colesterol a considerarse ya un alimento muy interesante por todos los nutrientes que aporta, no solo en la cantidad como en la calidad de los mismos.

  1. ¿Cuándo puedo darle huevo a mi bebé?
  2. ¿Qué beneficios aporta el huevo?
  3. ¿Cómo incluirlo en la alimentación del bebé?
  4. Recetas para empezar a dar huevo a tu bebé
  5. ¿Y cuánta cantidad es la adecuada?

¿Cuándo puedo darle huevo a mi bebé?

Bebé comiendo tortilla de huevo

A la hora e incorporarlo en la alimentación del bebé también han surgido varias opiniones. Hasta no hace mucho se recomendaba esperar hasta los 8 o 9 meses, o incluso más, para evitar alergias. Ahora ya se sabe que la edad tiene poco que ver con la posibilidad de desencadenar alergia y se acepta que con 6 meses, si no existen antecedentes de alergia en la familia, puede introducirse el huevo en su comida habitual.

No debemos olvidar hacerlo con cierta precaución, poco a poco, y observando las reacciones, como hacemos cada vez que añadimos un alimento nuevo a la dieta del bebé. Además, con el huevo tomamos una medida adicional, que es introducir primero la yema, cocida, y, tres o cuatro días después, la clara. La finalidad de esto es poder detectar posibles alergias de forma temprana, ya que en la clara se concentra la mayor parte de las proteínas que son capaces de desencadenar reacciones alérgicas.

¿Qué beneficios aporta el huevo?

Beneficios del huevo

El porcentaje de niños que sufren alergia al huevo es muy pequeño, frente a los beneficios que este alimento aporta a su organismo. Repasamos los más importantes:

El huevo es un alimento considerado proteico. El contenido en proteínas que contiene es alto, pero lo que resulta aún más interesante es el alto valor biológico de las mismas. Son proteínas que contienen todos los aminoácidos esenciales y además son de fácil asimilación. En la comida del niño sustituiría a la ración de carne o pescado que lleve en su menú.

En la yema encontramos una cantidad de grasas considerable, además de tener una proporción de las mismas muy positiva para el organismo. ¿De dónde viene entonces su anterior fama negativa con respecto al contenido en colesterol? El huevo tiene unos 200mg de colesterol. La mayoría de los alimentos que son ricos en colesterol suelen serlo en grasas saturadas en general. Pero en el caso del huevo no es así. De su contenido total de grasa, el contenido en ácidos grasos insaturados (monoinsaturados  y  poliinsaturados) supera ampliamente al de grasas saturadas.

Además hay que tener en cuenta que también tiene un contenido interesante de ácidos grasos omega-3 de tipo EPA y DHA, ácidos grasos con un potente efecto antiinflamatorio en el organismo. Por todos estos motivos, las evidencias científicas demuestran que no podemos considerar el huevo un alimento que pueda favorecer el aumento de colesterol en sangre ni de las consecuentes enfermedades cardiovasculares que este origina, si no todo lo contrario.

 A todo esto le sumamos un contenido importante de vitaminas. En la yema encontramos vitamina A, que tiene importantes funciones en la piel, dientes y huesos, así como en la visión. Vitamina E, que colabora en nuestro sistema inmune y es tiene efectos antioxidantes. La vitamina  D, importante para el buen mantenimiento de huesos y músculos. La vitamina K, también importante en la formación de los huesos. Y el complejo B (B1, B2, B5, B6, B9 y B12) importantísimo en la obtención de energía a nivel celular. En la clara nos encontramos con cantidades importantes de B2, B3 y B5 también, aunque la mayor parte de las vitaminas las encontremos en la yema dado que estamos hablando de vitaminas liposolubles y es esta la que tiene una composición mayoritariamente grasa.

Dentro de este apartado de las vitaminas conviene destacar el contenido en colina, que se encuentra principalmente en la yema. La colina tiene un importante papel en las funciones cerebrales y es un reparador de las membranas por lo que resulta interesante para evitar trastornos neurológicos, enfermedades cardiovasculares o hepáticas. Se considera un nutriente esencial así que es importante incluir alimentos ricos en ella en la dieta de nuestros niños.

En cuanto al contenido de minerales, lo que conviene destacar es el contenido en fósforo, zinc, yodo y hierro. El hierro es un mineral esencial en el organismos. Para mejorar su absorción es conveniente consumir el huevo completo, yema y clara, ya que esta última tiene aminoácidos que favorecen la absorción del hierro a nivel de intestino. 

¿Cómo incluirlo en la alimentación del bebé?

Receta de puré de verduras con yema de huevo para bebés

Las primeras veces es muy sencillo añadirlo cocido en sus platos de verduras, sea en bebés que toman papillas o en los que utilizan el método BLW, porque es muy fácil de manejar para ellos. Más adelante en tortilla, tortitas, revueltos, bizcochos… Es un alimento muy versátil y con muchas formas de presentación.

Además suele tener buena aceptación por parte de los niños, es muy fácil de masticar y digerir, y combina muy bien con la mayoría de los alimentos.

Un consejo: cocinadlo muy bien antes de ofrecerlo al niño. Es importante que la yema quede cuajada. El huevo contiene Salmonella y los niños son población de riesgo frente a una intoxicación alimentaria como la salmonelosis.

Recetas para empezar a dar huevo a tu bebé

Receta de puré de verduras con yema de huevo para bebés

Puré de verduras con yema de huevo

El huevo hace que los purés queden más sabrosos y cremosos. Combinarlo con un rico puré de verduras es la manera más fácil de que tu bebé lo coma.

Receta de puré de patata con yema de huevo para bebés

Puré de patata con yema de huevo

Con este rico puré de patatas y yema tu bebé comerá huevo sin problemas.

¿Y cuánta cantidad es la adecuada?

Los estudios que se han realizado con respecto al consumo de huevo son prácticamente solo para adultos así que las recomendaciones para la población infantil son más bien una deducción. Se recomienda que los más pequeños puedan tomar entre 3 y 4 huevos a la semana, pero ojo, hay que tener en cuenta el resto de su alimentación. Estas recomendaciones siempre son dentro de una alimentación variada y equilibrada en nutrientes.


¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 4

Tu voto: