Inicio » Recetas para bebés de 1 a 2 años » Croquetas de pollo caseras

Croquetas de pollo caseras

Receta de croquetas de pollo caseras para bebés
Tiempo 45 minutos
Preparación Dificultad media

Ingredientes

  • 125g de harina de trigo
  • 1 litro de leche entera
  • 125g de mantequilla
  • 1 cebolleta
  • 250g de pollo (por ejemplo pechuga, contramuslo sin hueso, etc)
  • 100g de pan rallado
  • 3 huevos medianos
  • Aceite suave para freir (de oliva o girasol)

¡Qué ricas las croquetas! A los adultos también nos encanta pero es que para los bebés son ideales: fáciles de coger, blanditas y con ingredientes sencillos. En esta receta las vamos a hacer de pollo, pero la verdad es que admiten mil variantes: pavo, jamón, salmón, merluza, bacalao, etc.

Parece que llevan mucho tiempo, demasiado para preparar una comida rápida para el bebé. Pero no engañes, el truco es que puedes hacer muchas de una vez y congelarlas ¡Merece la pena!

Cómo hacer croquetas de pollo caseras para bebés

  1. Cocina el pollo a la plancha en una sartén hasta que esté dorado. También puedes aprovechar restos de pollo asado o el del caldo de sopa. Corta las pechugas en trocitos pequeños con unas tijeras.
  2. Pica la cebolleta muy fina y sofríe 5 minutos a fuego medio con un chorrito de aceite. Añade el pollo picado y saltea todo junto un par de minutos. Reserva mientras haces la bechamel.
  3. Para hacer la bechamel pon en una sartén la mantequilla y calienta a fuego bajo hasta que se derrita.
  4. Añade la harina y remueve hasta que se mezcle con la mantequilla (se formarán bolas). Espera a que coja un tono ligeramente dorado que indica que la harina se ha cocinado.
  5. Echamos la leche en el cazo con la mezcla de harina y mantequilla (mejor si está del tiempo y no fría de la nevera) poco a poco mientras removemos de manera continua con una varilla durante 5 minutos a fuego lento.
  6. Quítala del fuego cuando esté la mezcla sea homogénea y esté espesa, si ves que te quedan grumos dale un toque de batidora.
  7. Una vez quitada del fuego añade el relleno de pollo y mezcla bien removiendo en círculos.
  8. Engrasa una fuente con mantequilla y espolvorea la base con harina, vierte la bechamel, extiende y tapa con un film transparente. Deja reposar en la nevera unas horas hasta que esté fría.
  9. Cuando vayas a hacer las croquetas saca la bechamel de la nevera y ve cogiendo porciones de la masa con una cuchara sopera. Puedes darle forma con las manos o usando dos cucharas. También puedes hacer bolitas.
  10. Bate los huevos en un plato y pon pan rallado en otro. Reboza las croquetas primero en huevo y luego en pan rallado y ve colocando en una bandeja o fuente.
  11. Pon aceite de oliva en una sartén y ve cocinando 4 o 5 croquetas cada vez a fuego alto, hasta que esté doradas por todos lados.
  12. Saca las croquetas a un plato con papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.
  13. Espera a que estén tibias antes de servirlas a tu bebé. Ten cuidad y siempre abre una para comprobar que no queman, porque retienen la temperatura durante mucho tiempo.

Trucos y consejos

  • Con estas cantidades de ingredientes salen muchas croquetas (unas 15-20), así que puedes congelar parte. Antes de freirlas cubre un plato con papel film y pon las croquetas encima separadas. Mételas en el congelador hasta que estén duras y entonces puedes guardarlas todas juntas en una bolsa zip. Basta con echarlas directamente al aceite caliente para cocinarlas, ni siquiera hay que descongelar.
  • En lugar de freír puedes hacerlas en el horno, y así son más saludables.
  • Como son para el bebé no les echamos sal, nuez moscada ni pimienta. Pero si quieres hacerlas para toda la familia puedes retirar un poco de la masa para el bebé (después de mezclar la bechamel y el pollo) y salpimentar el resto.

¿Te ha parecido útil?

0 / 5 5