Inicio » Recetas para bebés de 7 a 9 meses » Croquetas de arroz

Croquetas de arroz

Receta de croquetas de arroz para bebés
Tiempo 40 minutos
Preparación Dificultad media

Ingredientes

  • 300g de arroz redondo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Perejil
  • Huevos y pan rallado para rebozar
  • Aceite de oliva virgen extra

¿Hacer unas croquetas con arroz? No es lo habitual pero la verdad es que son muy fáciles de hacer, yo diría que más fácil aún que preparar una bechamel. El resultado final es delicioso y a lo bebés les encantan porque son blanditas y pueden cogerlas fácilmente.

Cómo hacer croquetas de arroz para bebés

  1. Corta la cebolla y el ajo muy finitos. Sofríelos en una cazuela grande con un chorrito de aceite de oliva hasta que estén dorados y blanditos.
  2. Añade un buen manojo de perejil picadito. Mezcla bien y cocina 2 minutos más, retira del fuego y reserva.
  3. Cuece el arroz a fuego medio durante 13 minutos, hay que usar dos tazas de agua por cada taza de arroz.
  4. Cuando el arroz esté listo añádelo a la cazuela con el sofrito. Remueve bien y deja que se enfríe para poder trabajarlo y formar las bolitas sin quemarte.
  5. Una vez que el arroz esté frío, y con las manos humedecidas, forma pequeñas bolas apretando un poco.
  6. Reboza las bolitas de arroz pasándolas primero por huevo y luego por pan rallado.
  7. Calienta abundante aceite en una sartén y fríe las croquetas hasta que estén doradas por todas sus caras. Sácalas a un plato con papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
  8. Cuando estén tibias por dentro ya puedes servirlas a tu bebé.

Trucos y consejos

  • Puedes añadir otros ingredientes como calabacín, zanahoria, pollo o pescado, pero tienen que estar muy picaditos. La verdad es que una buena receta para aprovechar restos de otras comidas: cocido, pollo asado, etc.
  • Esta receta funciona mejor con variedades de arroz que son un poco “glutinosas”: bomba, carnaroli o arborio. No uses arroz largo o basmati porque las bolitas se desharán fácilmente.
  • Al dar forma a las albóndigas, trabaja con las manos ligeramente mojadas para evitar que se te peguen. De lo contrario, puedes apretarlas en exceso sin querer.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 9

Tu voto:

Etiquetas: