Inicio » Recetas para bebés de 10 a 12 meses » Albóndigas con tomate para bebés

Albóndigas con tomate para bebés

Receta de albóndigas con tomate para bebés
Tiempo 45 minutos
Preparación Dificultad media

Ingredientes

  • 500g de carne picada (mezcla pollo y pavo)
  • 80 gramos de pan de molde sin corteza (unas 3 rebanadas aprox.)
  • 2 huevos
  • 1 diente de ajo
  • Un plato de leche entera
  • Un plato de harina para rebozar
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 2 latas grandes de tomate natural pelado
  • Una pizca de sal y una cucharadita de azúcar

Todos los peques adoran las albóndigas. Como la carne está picada y guisada para ellos son muy fáciles de comer incluso cuando aún no tienen dientes. Además la carne aporta hierro y otros nutrientes que necesitan para su crecimiento.

Esta receta también lleva salsa de tomate natural, que resulta muy nutritiva y con grandes beneficios, ya que es rica en proteínas y vitaminas. ¡No te olvides del babero que se pondrán de tomate hasta la cabeza!

Cómo hacer albóndigas con tomate para bebés

  1. Primero haremos la salsa de tomate. Lo bueno es que puede prepararse en grandes cantidades y luego almacenarla en tarros para usarla otros días.
  2. Abrimos la lata de tomates enteros pelados y quitamos el líquido, nos quedamos solo con la pulpa.
  3. Ponemos en una cazuela unas 5 cucharadas de aceite a fuego medio. Echamos los tomates y los partimos a la mitad con ayuda de una cuchara de madera.
  4. Reducimos el fuego y dejamos pochando hasta que reduzcan a la mitad de su tamaño, unos 30 minutos a fuego lento. Añadimos una cucharadita de azúcar para reducir la acidez y una pizca de sal.
  5. Apartamos del fuego y reservamos para cuando estén listas las albóndigas.
  6. Ahora haremos las albóndigas. Ponemos las rebanadas de pan de molde (sin la corteza) a remojar unos minutos en el plato de leche.
  7. Junta en un bol grande la carne picada, los 2 huevos, el pan mojado en leche y el ajo machacado o muy picadito. Mezcla todo bien usando las manos.
  8. Con la mezcla ve haciendo bolas (pequeñas o grandes, al gusto) y luego rebózalas con harina. Las dejamos en un plato a la espera de la sartén.
  9. Las freímos en aceite de oliva virgen extra bien caliente. Sácalas cuando tengan un color dorado, unos 3 minutos suelen ser suficientes.
  10. Pon las albóndigas en una cazuela con la salsa de tomate recién hecha. Calentamos a fuego medio unos 10 minutos hasta que quede una salsa de tomate ligeramente espesa (por la harina). ¡Y ya están listas! Asegúrate de que no queman por dentro antes de servirlas a tu bebé.

Trucos y consejos

  • Pueden acompañarse con patatas cocidas, fritas, puré de patatas o arroz blanco. Y así tendrás un plato completísimo con proteínas e hidratos.
  • A la hora de comprar la carne picada, es mejor escoger un trozo de carne entera en la carnicería y pedir que te la piquen al momento.
  • Puedes hacerlas también con carne picada mezcla de cerdo y ternera.

¿Te ha parecido útil?

0 / 5 5