Inicio » Recetas para bebés de 7 a 9 meses » Tortitas de boniato para bebés

Tortitas de boniato para bebés

Receta de tortitas con boniato para bebés
Tiempo 30 minutos
Preparación Fácil
A partir de 7 meses

Ingredientes

  • 2 huevos
  • 200g de boniato
  • 50g de harina de avena
  • Media cucharadita de canela molida
  • Media cucharadita de polvo de hornear (levadura química)
  • Un poco de aceite de oliva

Estas tortitas de boniato o camote para bebés son fáciles de hacer, súper suaves y una buena fuente de hierro. Y lo mejor es que puedes cocinar muchas y congelar. ¡Perfectas para el desayuno, merienda o cena!

Además las tortitas son estupendas para el baby-led weaning.

Cómo hacer las tortitas de camote o boniato

  1. Primero tendrás que hacer el puré de boniato. Pela el boniato y córtalo en dados. Mete los trozos en un recipiente apto para microondas y ponlos a máxima potencia durante 10 minutos (o un poco más hasta que queden tiernos).
  2. Si no tienes microondas también puedes hervirlos en un cazo con poca agua durante 15 minutos.
  3. Machaca el boniato con un tenedor hasta obtener un puré.
  4. En un cuento bate los 2 huevos y mézclalos con el puré de boniato.
  5. Añade la avena, la canela y la levadura en polvo y remueve muy bien hasta tener una masa homogénea.
  6. Calienta un poco de aceite en una sartén a fuego medio/alto. Es importante que sea una buena sartén antiadherente para que no se peguen.
  7. Vierte un par de cucharadas de la masa en la sartén, se extenderá hasta tener forma redondeada. Baja un poco el fuego y cocina un minuto por cada cara hasta que estén doradas. Repite hasta terminar toda la masa.
  8. Cuando las tortitas estén tibias ya puedes ofrecerlas a tu bebé ¡le encantarán!

Trucos y consejos

  • Recuerda que para poder dar estas tortitas a tu bebé tiene que haber probado el huevo.
  • Sírvelas con compota de manzana o cualquier otro puré de fruta.
  • Dependiendo del tamaño de las tortitas, puedes servirlas enteras o cortarlas en tiras. A medida que tu bebé crezca y domine el agarre de pinza, puedes cortarlas y servirlas en trozos más pequeños.
  • Se congelan muy bien, ponlas en una bandeja y mételas en el congelador. Una vez congeladas puedes guardarlas en una bolsa zip.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 3

Tu voto: