Inicio » Recetas para bebés de 10 a 12 meses » Mini lasaña casera especial para bebés

Mini lasaña casera especial para bebés

Mini lasaña casera para bebés y niños
Tiempo 60 minutos
Preparación Dificultad media
A partir de 10 meses

Ingredientes

  • 400g de carne picada (ternera, cerdo, pollo... la que prefieras)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 200g de calabaza
  • 4 champiñones
  • Una lata de tomate entero pelado (de 400g aprox)
  • 250ml de caldo de verduras o carne, sin sal (una taza)
  • 80g de queso mozzarella rallado
  • Un puñado de albahaca fresca
  • Una caja de láminas de lasaña cuadradas o rectangulares
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

La lasaña es un plato favorito para muchos niños. Entonces… ¿por qué no prepararla también para bebés?. Es una receta muy sabrosa y además completa: la pasta aporta hidratos, la carne proteínas y tiene bastantes verduras.

En este formato mini son fabulosas para las manos de los más peques, y les gustarán incluso a los niños grandes.

Cómo hacer mini lasañas para bebés y niños

  1. Pica finamente la cebolla, el ajo, la zanahoria, los champiñones (lavados) y la calabaza. Saca los tomates de la lata y machácalos con un tenedor.
  2. Pon un poco de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-alto y echa la cebolla, el ajo y la zanahoria. Sofríe durante unos 5 minutos.
  3. Añade la carne picada y cocínala hasta que se dore.
  4. Ahora añade los champiñones, la calabaza, el tomate y el caldo. Cocina a fuego lento hasta que se evapore todo el líquido (entre 40 min y una hora). Remueve de vez en cuando para que no se queme.
  5. Mientras tanto pon a hervir agua en una cacerola grande y añade las láminas de lasaña. Cuécelas el tiempo que indique el paquete.
  6. Pon el horno a precalentar a 180ºC
  7. Coge una bandeja para magdalenas (si no tienes puedes probar con flaneras de metal individuales) y unta los moldes con un poco de aceite de oliva.
  8. Si tus láminas de lasaña son rectangulares córtalas en dos para tener un cuadrado. Coloca un cuadrado encima del otro, pero girado, que quede como una estrella de 8 puntas. Coloca con cuidado esta estrella dentro del hueco del molde, apretando un poquito para que se adapte al espacio.
  9. Con una cuchara echa un poco del sofrito de carne dentro y empuja ligeramente. Termina echando un poco de queso rallado por encima y repite hasta que tengas todos los huecos rellenos o hasta quedarte sin ingredientes.
  10. Mételas en el horno y hornea hasta que las láminas de lasaña estén crujientes y el queso de la parte superior derretido (aproximadamente 15-20 minutos).
  11. Sácalas del horno, pica un poco de albahaca muy finita y espolvorea por encima. Espera a que estén tibias y ya puedes darlas a tu bebé ¡Que aproveche!

Trucos y consejos

  • A veces los bordes de la pasta pueden quedar un poco duros si sobresalen mucho del molde. Simplemente quítalos con la mano o unas tijeras.
  • Para los bebés más pequeños, puedes cortarla en 4 trozos antes de servirla o incluso machacarla con el tenedor para dejarla en trocitos pequeños.
  • Usa lentejas en lugar de carne picada para ofrecer las legumbres de una forma diferente a tu bebé.
  • Si quieres ahorrar un poco de trabajo puedes comprar láminas de lasaña precocidas, que no hace falta hervirlas. Aún así hay que hidratarlas para que estén blanditas y poder adaptarlas al molde. También las venden de trigo integral o incluso sin gluten.
  • Si te sobra sofrito de carne y verduras puedes congelarlo para hacer más lasaña otro día.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 1

Tu voto: